El Multicentro Social de Benicalap aumenta en un 17% sus atenciones a convalecientes sin hogar

València, 17 de abril de 2018. “Dos años después de abrir las puertas del Multicentro Social de Benicalap, el número de atenciones sigue creciendo, lo que refleja lo acertado de un servicio pionero, que da cobijo y atención personalizada a personas, que lamentablemente se recuperan de una enfermedad o se ven abocados a vivir con ella y no tienen dónde, ni en algunos casos, quién les atienda”. Así resume Luis Miralles, presidente de Casa Caridad, el balance de los dos primeros años de este centro.

De hecho, el Multicentro Social de Benicalap ha aumentado en un 17% el número de pernoctaciones en el primer trimestre de este año, con respecto al mismo periodo del año anterior. Estas personas disponen en el centro de habitaciones habilitadas para las personas con movilidad reducida, de un centro de ocio y descanso, de un gimnasio de rehabilitación y de un centro de día, donde desarrollan talleres para socializarse y recuperar habilidades.

Además, el equipo de trabajadores sociales realiza un seguimiento personalizado de cada caso, lo que ha permitido encontrar una solución para el 71% de las personas atendidas. Estas soluciones pasan por la entrada a viviendas de alquiler o pisos tutelados y residencias, así como la derivación al albergue de Casa Caridad en su sede de la Petxina.

“Estas cifras son datos de esperanza y nos anima a seguir por el mismo camino. Reflejan la calidad del servicio y la necesidad de seguir reforzándolo”, añade Luis Miralles.

Los departamentos de trabajo social de los hospitales derivan al 67% de los usuarios atendidos en el Multicentro. Este el único recurso disponible en la ciudad para atender a personas sin hogar convalecientes. De hecho, si no existiera este servicio, se verían obligadas a volver a la calle. “Trabajamos junto a los hospitales para facilitar un apoyo residencial que permita a las personas seguir recuperándose. Nuestro equipo no está formado por personal médico sino por trabajadores sociales que se encargan de buscar soluciones a los distintos problemas de los usuarios. En general, el perfil que se suele encontrar es el de un hombre en estado de pobreza cronificada, afectado por discapacidades o enfermedades crónicas que carece de apoyo para enfrentarse a estas circunstancias”, explica Cristina Sánchez, coordinadora del equipo de trabajo social del centro.

 

Atención a niños y familias

El Multicentro cuenta, además, con un albergue para familias y una escuela infantil. El albergue, que ha estado prácticamente lleno en el último año, atiende desde familias monoparentales hasta núcleos de varios miembros. Asimismo, en la escuela infantil “Obra Social La Caixa”, con 75 plazas disponibles, se ofrece educación gratuita a niños de entre 1 y 3 años.  Este servicio permite a los progenitores conciliar vida laboral y familiar o estar activos en la búsqueda de empleo mientras sus hijos son cuidados y atendidos en la escuela.

 

Colaboración con el barrio

Además, en el último año ha aumentado el trabajo comunitario con las asociaciones del barrio de Benicalap. Las instalaciones han sido cedidas en numerosas ocasiones, convirtiéndose en un nexo de unión entre usuarios y vecinos. Esta colaboración ayuda a que puedan disfrutar de los eventos de una forma normalizada y puedan relacionarse con otras personas no provenientes del centro.

“Como siempre, continuaremos fortaleciendo nuestros servicios y luchando para que convalecientes y familias reciban la mejor atención posible”, concluye Luis Miralles.

Deja un comentario