Casa Caridad puede reducir un 10% su coste energético anual tras la primera fase del proyecto de eficiencia del CE/R+S y AVAESEN

Casa Caridad puede ahorrar cerca del 10% de su gasto energético anual de sus instalaciones del Paseo de la Pechina de Valencia, gracias a las intervenciones llevadas a cabo con éxito en el marco de la primera fase del proyecto ‘Casa Caridad, casa eficiente’, diseñado y ejecutado por el Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CE/R+S) y la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN).

El positivo resultado de las primeras medidas implementadas en el histórico edificio sede de la organización sin ánimo de lucro sienta unas sólidas bases para abordar las dos siguientes fases del proyecto, con las que podría alcanzarse un ahorro total anual en las facturas por consumo de electricidad, gas y agua superior al 30%, con un periodo de amortización inferior a cuatro años. En concreto, serían unos 23.000 euros menos al año.

Luis Miralles, presidente de Casa Caridad, subraya que “para la Asociación este proyecto es importante por la mejora que supone de nuestras instalaciones, que nos permite ser más eficientes energéticamente. Además, con la activación de estas medidas, podremos conseguir unos ahorros económicos que destinaremos a las necesidades y servicios de las personas en situación de riesgo de exclusión social que cada día acuden a la entidad”.

Las acciones abordadas en la primera fase de intervención del proyecto ‘Casa Caridad, casa eficiente’ han incluido una completa auditoría energética; la optimización de la potencia de los tres suministros –agua, gas y electricidad-; la reparación y puesta en marcha de la instalación solar térmica de la azotea del edificio –que está formada por 8 placas y cuyo rendimiento se ha incrementado de forma considerable-, y la instalación de atomizadores en los grifos del centro -tanto en los que utiliza el personal interno, como en los que usan los usuarios del centro, que permitirán ahorrar entre un 60 y un 70% de agua que sale de lavabos y duchas-.

Con ellas, se ha conseguido un ahorro anual potencial en energía estimado en unos 7.400 euros, en torno al 9,6% del total, al tiempo que el descenso en emisiones de CO2 a la atmósfera se calcula en 9,32 toneladas al año, un 12% del presente. La inversión ha ascendido a unos 4.600 euros y ha sido cubierta en su totalidad por el Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CE/R+S), en el marco de su plan anual de acciones sociales.

La auditoría energética, coordinada por Generval, contó con participación directa de Hidraqua, Barrio La Pinada, Triangle Real Estate Management y Ética. En la fase de intervención en el edificio han trabajado Generval –con el estudio de optimización de potencia y la reparación y activación de la instalación solar térmica- e Hidraqua –con la instalación de atomizadores-.

“Las actuaciones llevadas a cabo en la fase 1 del proyecto ‘Casa Caridad, casa eficiente’ no solo demuestran que se puede hacer más con menos con un buen trabajo en equipo, si tenemos en cuenta la inversión realizada y los beneficios conseguidos para la organización asistencial. Con estas medidas hemos dado pasos hacia la sostenibilidad de todos y para todos”, subraya Enrique Resina, director Técnico de Generval.

De hecho, uno de los objetivos prioritarios es que la centenaria construcción sea reconocida como edificio energéticamente sostenible y se convierta en inspiración y referente para intervenciones en otras construcciones históricas y para otras ONGs. “Apostamos por proyectos innovadores, con impacto real positivo en las personas y en su entorno y de los que se extraigan aprendizajes que puedan generar un efecto multiplicador. El llevado a cabo con Casa Caridad es el mejor ejemplo de que la colaboración entre agentes muy diversos puede tener grandes resultados”, destaca Fernando Ibáñez, presidente del CE/R+S.

Marcos J. Lacruz, presidente de AVAESEN, apunta que “la energía es un bien de primera necesidad y, por ello, AVAESEN está firmemente comprometida con apoyar con cuanto esté en nuestra mano a asociaciones y colectivos que ayuden a las personas que más lo necesitan”. Añade que, “en este sentido, es un orgullo colaborar en esta ocasión con Casa Caridad, por la importantísima labor que realizan y la pasión que ponen en su trabajo”.

En el último trimestre del año, se llevarán a cabo sesiones de formación y asesoramiento, dirigidas tanto a empleados de Casa Caridad como a las personas a las que da respaldo, orientadas a la racionalización y reducción de consumos de energía en el funcionamiento diario de la organización y en sus respectivos hogares. Además, está prevista la elaboración de una memoria del proyecto y de una guía, que recogerá las experiencias y las lecciones extraídas.

Objetivo: reducir el coste total un 30%

Las dos siguientes fases de intervención en la sede de Casa Caridad, definidas en base a la auditoría energética, contemplan acciones en el edificio que requieren diferente volumen de inversión y periodo de amortización. En total, se necesitan unos 56.000 euros, para lograr ahorros anuales potenciales estimados de en torno a 16.000 euros (adicionales a los 7.400 de la primera fase). El potencial total de ahorro estimado es del 30,2%, con un periodo de amortización de la inversión para Casa Caridad inferior a cuatro años. Para poder abordarlas, Casa Caridad, junto al CE/R+S y AVAESEN, trabajarán conjuntamente en la definición de una estrategia de captación de fondos, que se abrirá a la participación de otras empresas e instituciones.

 

Deja un comentario