Casa Caridad aumenta en un 8,6% las atenciones individualizadas a personas necesitadas

  • El total de actuaciones realizadas en 2017 desciende un 6%, sin embargo, en lo que va de año esta cifra ya ha cambiado, y en 2018 ha crecido el número de usuarios
  • Desde la Asociación se alerta del aumento de las necesidades de las personas atendidas. En 2017 se realizaron 61.055 atenciones personalizadas
  • En cuanto al perfil, el 78% de las personas que han acudido a la entidad se encuentran en edad laboral, concretamente entre los 18 y 60 años, y el 61% es extranjero, un 18% más que el año anterior
  • Casa Caridad destinó más de 4,4 millones de euros el pasado año a ayudar a personas desfavorecidas. La Asociación sigue buscando suscriptores que ayuden a sufragar este gasto
  • Aunque las subvenciones públicas han descendido, las aportaciones de empresas han aumentado más del doble

 

València, 26 de junio de 2018. Casa Caridad ha presentado su Memoria Anual de Actuación correspondiente al año 2017. En este resumen se percibe un aumento en las necesidades de las personas sin hogar.  Así, el año pasado aumentó un 8,6% las atenciones personalizadas. Sin embargo, el total de actuaciones en 2017, que ascendieron a 404.989, han registrado un descenso del 6%. No obstante, desde Casa Caridad se quiere hacer hincapié en un cambio en esta tendencia, pues en lo que llevamos de año el número de personas atendidas no ha dejado de crecer.

“En este primer semestre de 2018 ha aumentado el número de personas que han venido a solicitar nuestra ayuda. Por ejemplo, solo en el servicio de comedor ya hemos repartido 34.857 raciones, un 6,4% más que el año pasado. Esto no solo se traduce en alimento, ya que todas estas personas reciben un seguimiento individualizado que busca una solución duradera y acorde a su situación”, ha explicado Luis Miralles, presidente de Casa Caridad.

Entre las 61.055 atenciones personalizadas realizadas en 2017 se incluyen las entrevistas que realizan los trabajadores sociales, y su seguimiento posterior, las atenciones en el Centro de Día y en los distintos talleres, y la dedicación prestada a las familias a través de las escuelas infantiles.

“Estamos en un momento en el que detectamos que el colectivo de las personas necesitadas, además de albergue y comida, precisa de una atención profesionalizada y personalizada que le ayude a superar su situación”, ha añadido el presidente.

De hecho, el 78% de las personas que han acudido a las instalaciones de la institución se encuentran en edad laboral, entre 18 y 60 años. Por ello, uno de los pilares de la actuación de Casa Caridad a lo largo del año pasado ha sido el Centro de Día y los talleres de orientación laboral y de formación. Unos servicios enfocados a ayudar a los usuarios a recuperar habilidades pérdidas y su autonomía.

En este sentido, una de las actividades que más se han visto reforzadas son las entrevistas personalizadas que permiten a los trabajadores sociales conocer la historia de cada usuario y diseñar itinerarios acordes a cada situación, ofreciendo a cada persona un plan específico para su reinserción. Durante 2017, se realizaron 7.336 sesiones de acompañamiento personal, 2.585 más que en el año anterior.

“En el Multicentro Social de Benicalap, donde en 2017 cuadriplicamos las entrevistas, atendemos a personas en estado de convalecencia y familias. Hablamos de gente que, si no fuera por este recurso, no encontrarían ningún servicio adaptado a sus necesidades. A través de las intervenciones individualizadas hemos encontrado solución al 71% de los usuarios atendidos, evitando que volvieran a la calle. Estas soluciones incluyen la entrada a viviendas de alquiler o pisos tutelados y residencias, entre otros”, ha especificado Luis Miralles.

Además, también ha crecido la actividad realizada desde los Centros de Día, que ha aumentado en un 17% sus actuaciones, y el programa de Promoción Personal, que se ha incrementado en un 36%. “Estos recursos son clave porque ayudan a fortalecer la autoestima de las personas atendidas mientras que minimizan las consecuencias de largos periodos de estancia en la calle y colaboran en su empoderamiento”, ha comentado el presidente.

 

Atención para niños y familias

En estos servicios también se incluye la labor desempeñada en las tres escuelas infantiles que gestiona la ONG. Cada una de ellas cuenta con un trabajador social que estudia la situación personal de cada menor y de sus familiares. Así, durante 2017 se efectuaron 5.500 actuaciones con familias, un 87% más que en el último ejercicio. “En las escuelas infantiles, además de ofrecer una educación de calidad y totalmente gratuita a 145 niños de entre 1 y 3 años, nos ocupamos de ayudar a las madres y padres con su formación, mientras les apoyamos en la búsqueda de empleo y la gestión de ayudas sociales. De hecho, en 2017 se ayudó al 23% de los progenitores a encontrar un empleo”, ha explicado el presidente.

 

 

Cambio en el perfil

Por lo que se refiere a otro tipo de actividades que ofrece Casa Caridad, se han subrayado las 41.523 pernoctaciones registradas en los albergues, y las 302.411 raciones de alimento repartidas en los comedores sociales. Según el presidente de la ONG, en este último servicio se ha percibido un cambio en el perfil de los usuarios atendidos, en un 39% de procedencia española y en un 61% de otras nacionalidades, entre las que hay más de 50 países representados.

“Ha descendido en un 3% el número de españoles que ha reclamado el servicio de comedor mientras que ha crecido la cantidad de extranjeros en un 18%. En su mayoría son hombres, de entre 31 y 45 años, que se han trasladado a España en busca de mejores expectativas de futuro y que se encuentran en situación de desamparo. Estas cifras son reflejo de la cantidad de personas en la ciudad de València que requieren ayuda y a las que urge seguir atendiendo”, ha puntualizado el presidente.

 

Apoyo social

Según ha explicado el presidente de la Asociación, estos servicios han supuesto un gasto diario de 12.059 euros diarios y un total de 4,4 millones de euros. Esta cantidad viene dada en un 30% por ayudas públicas y en un 70% por fuentes privadas. En estas últimas se contabilizan los 3.860 suscriptores y 3.320 donaciones. Mientras que en 2017 las subvenciones públicas han descendido en un 11%, las subvenciones privadas, han aumentado más del doble, suponiendo el 22% del total de las subvenciones. En este grupo se contabilizan convenios de colaboración con fundaciones privadas y empresas. La actividad económica de la entidad está auditada por BDO, y su acción social y transparencia por la Fundación Lealtad.

“Como cada año es momento de agradecer la colaboración de todos los que apoyan a Casa Caridad. Sin embargo, para poder mantener estos servicios necesitamos aumentar estos números”, ha explicado Luis Miralles. Además, ha hecho hincapié en el coste del primer año completo de funcionamiento del Multicentro Social de Benicalap y la apertura de una nueva aula de la escuela infantil en septiembre que han supuesto el 36% de los costes totales de la Asociación.

El presidente también ha hecho balance de la campaña “Empresas con Valor” a través de la que diversas compañías colaboran con el mantenimiento de la ONG. “Animamos a empresarios y particulares a conocer el trabajo que realizamos y a colaborar con nosotros en la búsqueda de soluciones en favor de la inclusión social”, ha reclamado Luis Miralles.

Por último, en la presentación se ha hecho mención a los 251 voluntarios que colaboran con la ONG y que mantienen en marcha 17 áreas de voluntariado diferentes. A través de ellas se ofrecen servicios variados tales como clases de español, sesiones de fisioterapia o podología e informática. “Ellos son un soporte fundamental para los trabajadores y usuarios de la entidad”, ha concluido el presidente.

Memoria Anual 2017

Deja un comentario