Más de 150 niños en riesgo de exclusión social inician el curso en las escuelas infantiles de Casa Caridad

  • Casa Caridad cuenta con tres centros educativos gratuitos destinados al cuidado y atención de niños de 1 a 3 años sin recursos
  • El servicio que prestan las escuelas infantiles del Paseo de la Pechina, Benicalap y Torrent garantiza la educación de menores de familias que no pueden asumir costes de matriculación, escolarización, comedor, uniforme ni materiales
  • Gracias al programa formativo y a la intervención social con las familias, la entidad benéfica ha conseguido que 75 niños accedan al segundo ciclo de infantil en distintos centros educativos de València

València, 6 de septiembre de 2017.- Las tres escuelas infantiles de Casa Caridad inician el curso escolar con 151 niños de entre 1 a 3 años en riesgo de exclusión social en sus aulas. El programa formativo que ofrece la entidad benéfica es igual que el de cualquier otro centro de titularidad pública o privada, pero no supone ningún tipo de desembolso, lo que permite a las familias sin ingresos asegurar la educación de sus hijos en edades más tempranas.

Casa Caridad cuenta con tres centros educativos en el Paseo de la Pechina, Torrent y Benicalap. Este último arranca con una nueva aula de infantil con la que suma 75 plazas que buscan satisfacer la creciente necesidad de este servicio entre las familias con escasos recursos. Para estas, los tres centros educativos son gratuitos: no han de costear ni gastos de escolarización, ni de comedor, ni uniforme ni materiales. Así se facilita la educación de los menores con mayor índice de vulnerabilidad social y se posibilita, al mismo tiempo, que los progenitores busquen empleo de forma activa o puedan conciliar mejor la vida laboral y familiar.

En este sentido, las aulas de Casa Caridad no sólo ofrecen la posibilidad de educar a los niños en igualdad de condiciones con respecto a cualquier otro centro público. La entidad benéfica vela, en paralelo, por la inserción social de las familias con una atención personalizada para cada núcleo familiar gracias al programa Escuela-Familia. Este programa aúna ayuda administrativa y psicológica, búsqueda de vivienda y de empleo y formación de las familias en habilidades sociales y de crianza, además de otras prestaciones individualizadas.

Con todo, el seguimiento personalizado que realizan los trabajadores sociales con cada una de las familias ayuda, entre otras cosas, a escolarizar a los niños que han pasado por Casa Caridad en centros públicos de València y Torrent. Para este próximo curso 2017-2018, la asociación valenciana ha conseguido que 75 niños en riesgo de exclusión social hayan sido escolarizados y empiecen su segundo ciclo de infantil, un pequeño paso para la integración social de los mismos.

Deja un comentario