Convenio con Avaesen para paliar la pobreza energética

  • Tras la firma de este acuerdo, la Asociación de Empresas del Sector de la Energía destinará el 7% de sus ingresos a paliar la pobreza energética en Valencia

Valencia, 12 de enero de 2017. La Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN) y la Asociación Valenciana de Caridad han firmado un convenio de colaboración entre ambas entidades, a través del cual la patronal de la energía se compromete a destinar un 7% de sus ingresos a paliar la pobreza energética en la ciudad de Valencia. En estos momentos un 23% de los hogares de la ciudad de Valencia sufren pobreza energética, según se un estudio presentado el pasado mes de noviembre por el Ayuntamiento de Valencia y realizado por la Universitat Politècnica. Este 23% son hogares en los que una vez pagada la factura energética su capacidad económica queda por debajo de la renta mínima.

El objetivo principal del convenio es trabajar juntos para reducir y hacer frente al gasto energético de Casa Caridad, así como luchar contra la pobreza energética que padecen muchos de sus usuarios. Para ello se va a involucrar a las empresas asociadas a AVAESEN, que tienen un alto componente en I+D en soluciones de eficiencia energética. Así, ambas entidades fomentarán proyectos de formación, sensibilización y cooperación en favor de las energías renovables.

Por su parte, Casa Caridad emprenderá acciones de sensibilización entre los asociados de AVAESEN con respecto a la pobreza energética y la responsabilidad social corporativa. Además, la ONG ha otorgado a AVAESEN la condición de EMPRESA CON VALOR DISTINTIVO PLATA de Casa Caridad.

El presidente de AVAESEN, Marcos J. Lacruz ha manifestado que “creemos que la energía es un derecho, no un privilegio. Por eso hemos decidido contribuir no sólo a que la energía sea limpia, renovable y eficiente sino también a que llegue a aquellos menos favorecidos de la sociedad”. Desde Casa Caridad han apuntado que el 62% de las familias atendidas desde sus escuelas infantiles tienen problemas de “pobreza energética” y que, de las ayudas sociales que ha tramitado la ONG el 25% correspondía a ayudas para el pago de recibos de suministros.